VITALuxe

VITALuxe

'Crear algo que ayude a la gente.'

Robin Mayler tiene una relación muy especial con el frío. “Cuando era niño, sufría de reumatismo articular severo, y pude controlar este dolor en la clínica de reumatismo de Sendenhorst con la ayuda de la terapia criogénica, entre otros tratamientos».

Con esta experiencia positiva de la crioterapia en mente, decició abrir su primer estudio VITALuxe en Dortmund en 2018.  Su objetivo era crear algo para ayudar a las personas con un historial médico similar al suyo. Y el éxito de su estudio fue inmediato. De hecho, la demanda era tan alta en Dortmund que pronto instaló una cámara criogénica adicional. Entre los clientes de VITALuxe se encuentran jugadores de fútbol profesionales del Borussia Dortmund, que se benefician de la regeneración y el alivio del dolor tras las lesiones.

Franquicia

VITALuxe ya opera varios estudios

La mejor prueba

Robin Mayler frente a sua criocámara

Estimulación adicional

EMS en combinación con crioterapia

Una razón lógica

La razón principal por la que elegió utilizar dispositivos de MECOTEC fue el hecho de no se utiliza nitrógeno líquido. «En las cámaras MECOTEC se enfría todo el cuerpo, a diferencia de las ‘saunas frías’ en las que la cabeza queda fuera», explicó Robin Mayler. El enfriamiento eléctrico elimina la necesidad de reemplazar las botellas de nitrógeno, un proceso complejo y costoso. «Los equipos MECOTEC realmente nos ayudan a ahorrar dinero.»

A los tres centros actualmente existentes VITALuxe se unirán otros dos en 2019. Además, tras el éxito de las primeras sucursales, Robin Mayler ha creado un sistema de franquicias que permite a los empresarios abrir centros de VITALuxe en otras partes de Alemania. «¡Mi concepto, que combina la estimulación muscular eléctrica con la regeneración mediante Crioterapia, se ha hecho muy popular!», declaró Robin Mayler con convicción.

La mayoría de sus clientes lo ven por razones médicas. Después del tratamiento, están encantados con la mejora de su movilidad y, a menudo, pueden reducir o incluso suspender su medicación para el dolor después de una sesión en la cámara criogénica. Así es como Robin Mayler, alguien que fue tratado con éxito con crioterapia cuando era niño, brinda a los demás el beneficio de su experiencia, con las criocámaras de MECOTEC.

www.vitaluxe.de


'Crear algo que ayude a la gente.'

Robin Mayler tiene una relación muy especial con el frío. “Cuando era niño, sufría de reumatismo articular severo, y pude controlar este dolor en la clínica de reumatismo de Sendenhorst con la ayuda de la terapia criogénica, entre otros tratamientos».

Con esta experiencia positiva de la crioterapia en mente, decició abrir su primer estudio VITALuxe en Dortmund en 2018.  Su objetivo era crear algo para ayudar a las personas con un historial médico similar al suyo. Y el éxito de su estudio fue inmediato. De hecho, la demanda era tan alta en Dortmund que pronto instaló una cámara criogénica adicional. Entre los clientes de VITALuxe se encuentran jugadores de fútbol profesionales del Borussia Dortmund, que se benefician de la regeneración y el alivio del dolor tras las lesiones.

Franquicia

VITALuxe ya opera varios estudios

La mejor prueba

Robin Mayler frente a sua criocámara

Estimulación adicional

EMS en combinación con crioterapia

Una razón lógica

La razón principal por la que elegió utilizar dispositivos de MECOTEC fue el hecho de no se utiliza nitrógeno líquido. «En las cámaras MECOTEC se enfría todo el cuerpo, a diferencia de las ‘saunas frías’ en las que la cabeza queda fuera», explicó Robin Mayler. El enfriamiento eléctrico elimina la necesidad de reemplazar las botellas de nitrógeno, un proceso complejo y costoso. «Los equipos MECOTEC realmente nos ayudan a ahorrar dinero.»

A los tres centros actualmente existentes VITALuxe se unirán otros dos en 2019. Además, tras el éxito de las primeras sucursales, Robin Mayler ha creado un sistema de franquicias que permite a los empresarios abrir centros de VITALuxe en otras partes de Alemania. «¡Mi concepto, que combina la estimulación muscular eléctrica con la regeneración mediante Crioterapia, se ha hecho muy popular!», declaró Robin Mayler con convicción.

La mayoría de sus clientes lo ven por razones médicas. Después del tratamiento, están encantados con la mejora de su movilidad y, a menudo, pueden reducir o incluso suspender su medicación para el dolor después de una sesión en la cámara criogénica. Así es como Robin Mayler, alguien que fue tratado con éxito con crioterapia cuando era niño, brinda a los demás el beneficio de su experiencia, con las criocámaras de MECOTEC.

www.vitaluxe.de